SEDUCCION


 

Me dejo seducir por el infierno, 

por el deseo perverso de saber hasta dónde

puede arrastrar el corazón al cuerpo

 Beatriz Villacañas

Leave a Reply

*

This site is protected by WP-CopyRightPro